facebook twitter linkedin google-plus

Peligra la seguridad alimentaria por pérdida y desperdicio de alimentos

El investigador Óscar Alfonso participó en un coloquio en México donde expuso su trabajo sobre seguridad alimentaria.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1.300 millones de toneladas al año.

Éste fue el tema que concentró la atención de expertos latinoamericanos, reunidos en el Coloquio de Seguridad Alimentaria, Hambre y Desperdicio en México. Durante el encuentro se analizó la situación de las Políticas Públicas para enfrentar la Pobreza extrema mediante la disminución de desperdicios de alimentos en ese país.

Para Óscar Alfonso, director del Observatorio Hambre Cero de la Facultad de Economía de la Universidad Externado, el desperdicio de alimentos es una preocupación mundial, teniendo en cuenta que esto influye en el crecimiento de la malnutrición y la pérdida de vidas por inanición.

En el caso de Colombia, explicó que, si se recuperaran las pérdidas de alimentos en las áreas cosechadas, sería posible alimentar anualmente a 3.940.286 personas en las diferentes regiones del país.

Esta cifra representa al 71,6 % de los colombianos que padecen hambre y estimaciones actuales alcanzarían los 5,5 millones de personas.

La discusión se enmarcó en el objetivo de los países de América Latina y en especial México, sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030. Asimismo, generó un diálogo entre expertos para contribuir a la reflexión de la vinculación existente entre seguridad alimentaria, pobreza, desperdicios de alimentos y políticas públicas contra el hambre.