facebook twitter linkedin google-plus

Los grandes retos de la hotelería y el turismo

Con la participación del presidente de COTELCO, Gustavo Toro, y de la directora ejecutiva del gremio, Ángela Lastra, se realizó un nuevo encuentro del ciclo de conferencias Roundtables Hospitality Experts, en el Externado.

El turismo informal, dentro del cual cualquier casa de familia puede prestar servicios de alojamiento, amenaza de manera grave al sector hotelero formal, que paga impuestos y responde por múltiples obligaciones. De esta manera se configura una situación inequitativa para la llamada ‘industria sin chimeneas’, que impacta especialmente a los pequeños hoteles formales, por lo general negocios familiares, sustentados por estructuras financieras frágiles.

Así lo expresaron los directivos del gremio hotelero y turístico en este evento organizado por la Facultad de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras, quienes solicitaron el establecimiento de iguales condiciones para la hotelería tradicional, para los negocios ilegales y para nuevas modalidades como Airbnb.

Por otra parte, instaron a todo el sector a apropiarse de lleno de las nuevas herramientas tecnológicas, fundamentales para la competencia global en los tiempos actuales.

No es un secreto que el turismo se ha convertido en muchos países en el factor clave para el crecimiento de la economía; varios lugares han sobrevivido por las millonarias ganancias que dejan anualmente turistas de todo el mundo. Y Colombia no es la excepción, aunque aún falta mucho: en los últimos años la ocupación hotelera se ha mantenido en un 55 por ciento, siendo San Andrés, Antioquia, Cartagena, Nariño y Bogotá las ciudades que más reciben a turistas en el país.

Según Ángela Lastra, directora ejecutiva de COTELCO, se puede decir que es alentador el panorama: en este primer semestre han entrado al listado de lugares preferidos por los turistas Caldas, Magdalena y Atlántico. Además, han crecido en número los turistas extranjeros que prefieren nuestro país. Venezolanos, estadounidenses, argentinos, brasileños y mexicanos lideran el listado.

Y aunque no se desconoce que lo anterior beneficia a la hotelería y al turismo, el sector sufre hoy una crisis por diferentes retos a los que se debe enfrentar.

En primer lugar y uno de los temas más preocupantes, es la informalidad, señaló la conferencista. En los últimos años, y gracias también a los avances tecnológicos y a la gran variedad de oferta que se puede encontrar por internet, cualquier persona está prestando el servicio de hotel.

Este modelo está creciendo desmesuradamente y afecta a los negocios que cumplen con todas las reglas y que, ante la nueva situación, pierden ocupación y dinero: “tenemos ya un Proyecto de Ley en el Congreso con el que pedimos al Gobierno que haga cumplir las normas y se les pida a los informales lo mismo que a nosotros. Solo en Bogotá se ofrecen 6.200 habitaciones por Airbnb, es decir informales, mientras que las aprobadas por el Ministerio de Turismo, tan solo llegan a 3.000” expresó Gustavo Toro, presidente de COTELCO.

Lastra también fue enfática en la necesidad de competir con las mismas reglas, pues se está cayendo en un mercado injusto.

“Cada vez es más difícil igualarse a los hoteles informales. Más si tenemos en cuenta que en Colombia el 75 por ciento de los hoteles formales son pequeños, es decir, que son manejados por familias y que no tienen la posibilidad de bajar sus precios como lo hacen aplicaciones como Airbnb”, explica.

Otro de los problemas tiene que ver con la reforma tributaria que estableció que los lugares que ofrezcan un servicio hotelero deben pagar el 9 por ciento de renta: “esto ahuyenta a los inversionistas, pues en unos años el Gobierno va seguir subiendo los impuestos. No hay seguridad financiera”, recriminó la directora ejecutiva de COTELCO.

Dentro de los varios impuestos que ya tiene la industria hotelera, también se encuentra el de la sobretasa a la energía, de un 20 por ciento, que actualmente solo se le cobra a este sector, después de haber sido retirado de las industrias en general.

La revolución tecnológica también ha hecho más difícil la situación. Hoy en día, si se desea que el hotel pueda ser encontrado fácilmente por el cliente en internet, se debe pagar cierta cantidad, en dólares, según la calidad del hotel, para ingresar al “Online Travel Agencies” (“Agencias de viaje en línea”) como lo son Expedia, Priceline, Orbitz, Booking, Hotels.com y OneTravel, entre muchas otras. Otro gasto más para el pequeño hotelero.

Con este panorama, los invitados de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia – COTELCO incitaron a estudiantes y académicos presentes a asumir los retos que trae consigo la carrera de Administración de Empresas Turísticas y Hotelera. “Y aunque no será fácil”, dijeron los panelistas, el objetivo es el de buscar la estructuración y ejecución de un plan de innovación tecnológico para la hotelería, la profesionalización del sector, la consolidación del turismo colombiano en cada uno de los departamentos del país, no solo en los ya enumerados y preferidos por los extranjeros y, en especial, poner mayor atención a la lucha contra la informalidad.