facebook twitter linkedin google-plus

Salida de campo IV semestre de Conservación y Restauración de Bienes Muebles 2017-II

Por: David Gaitán, estudiante de IV Semestre de Conservación y Restauración de Bienes Muebles. En el marco del acercamiento de las diferentes disciplinas que conforman la Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural y como parte del proceso académico integral que desde esta se desarrolla, los estudiantes de los programas de Conservación y Restauración de Patrimonio Cultural Mueble y de Arqueología de IV, V y VI semestre, realizaremos una salida de campo entre el 2 y el 15 de septiembre del presente año.

Esta actividad comprenderá la visita al Fuerte de San Fernando de Bocachica y a las evidencias arqueológicas de la Isla de Tierra Bomba, Cartagena de Indias, y para el caso de los estudiantes de conservación y restauración, visitaremos el municipio Santa Cruz de Mompox en Bolívar.

Las actividades de conservación y restauración que desarrollaremos en Cartagena están encaminadas a la formulación de estrategias que garanticen el correcto almacenamiento, tratamiento, exposición y manejo de bienes arqueológicos de procedencia subacuática en el espacio del fuerte que fue adecuado para estas funciones.

En cuanto al municipio de Mompox, realizaremos un proyecto de caracterización y pre-diagnóstico a la colección religiosa de Semana Santa, la cual contiene múltiples bienes culturales patrimoniales asociados a la celebración de este evento religioso y sobre las que es necesario implementar estrategias de conservación que aseguren su preservación a través del tiempo.

Para lograr los anteriores objetivos los estudiantes hemos participado en varias charlas de contextualización en las que se han discutido las problemáticas detalladas referentes a los objetos de estudio de los dos proyectos y a sus correspondientes entornos. Dichas charlas han sido impartidas por varios expertos en el campo de los bienes culturales, entre ellos el Arqueólogo Carlos del Cairo, el Microbiólogo John Garcés y el Restaurador Jorge Barbas.

Durante la charla con el Arqueólogo Carlos del Cairo, se tocaron temas como: la historia de la construcción del fuerte, su ubicación geográfica, la importancia de esta ubicación desde el punto de vista de estrategia militar en el siglo XVII, las intervenciones de restauración previas, así como los aspectos culturales, sociales y ambientales que rodean la zona. Así también, se discutieron los desafíos logísticos que representa poner en funcionamiento un centro dedicado al patrimonio arqueológico subacuático en una edificación declarada Bien de Interés Cultural, como lo es el Fuerte de San Fernando.

En cuanto a la sesión con el Microbiólogo John Garcés, ésta se dedicó al acercamiento a las condiciones ambientales y riesgos de biodeterioro para la conservación de Patrimonio Cultural, para de esta manera llegar a contextualizar los diversos agentes que pueden afectar los bienes de Patrimonio Cultural en función de su espacio contenedor. Así mismo, se expusieron casos como el del Teatro Faenza de Bogotá, donde gracias a estudios microbiológicos se pudieron determinar los agentes de deterioro presentes y las estrategias específicas de control.

Finalmente, los estudiantes asistimos a una sesión de contextualización con del estudiante de Conservación y Restauración de Bienes Muebles de la Universidad Externado de Colombia, Jorge Barbas, quien en su posición de Restaurador y de funcionario de la Corporación Autónoma de Semana Santa de Mompox, expuso el contexto histórico del municipio, las condiciones medioambientales, la trayectoria de la celebración de la Semana Santa, la apropiación de la celebración por parte de la comunidad, la relación que las esculturas de la colección y su estado de conservación guardan con los desfiles de la Semana Santa. También destacó la importancia que tienen estos bienes patrimoniales para la comunidad momposina, quien se siente fielmente representada por esta manifestación religiosa; esto es de gran relevancia para el trabajo que los estudiantes desarrollamos, ya que no solo debemos acercarnos a los bienes muebles sino también a la comunidad custodia, con miras a formular estrategias que vinculen a la sociedad en la preservación y valoración de la colección.