Samuráis: historia del Japón a través de una casta guerrera

En esta ocasión, durante la Tertulia del Instituto de Estudios Interdisciplinarios - Richard Tovar Cárdenas, Sebastián Saldarriaga, historiador de la Universidad Javeriana, ofreció una charla sobre los samuráis y cómo estos configuraron la historia de la nación oriental.

Para Saldarriaga, quien además tiene una maestría en Historia de la Universidad de Salamanca, España, estos guerreros configuraron toda la historia de Japón, porque, incluso en la actualidad, los samuráis se representan claramente en la mentalidad del japonés; ejemplo de ello son las películas de Akira Kurosawa, entre las que se encuentra “Los siete samuráis”, y los famosos animes, en los que también se aborda con frecuencia las historias y vivencias de estos guerreros.

Aunque hay pocas fuentes y los datos sobre el inicio de los samuráis son inciertos, se puede deducir que esta casta guerrera se consolida como una estructura dentro del imperio japonés, alrededor del siglo XI, y que es en esta misma época, en la que crean una mentalidad de completa lealtad hacia el emperador.

El experto mencionó que los primeros clanes de samuráis que aparecen en la historia son los Minamoto y los Taira, los cuales se enfrentaban entre ellos por el dominio de los territorios y eran utilizados por los emperadores en sus luchas internas dentro de la corte imperial. Estos dos clanes se enfrentaron en la ‘Guerra Genpei’, que ocurrió a mediados del siglo XII, en la que los Minamoto vencieron a los Taira, y crearon el primer ‘shogunato’ (gobierno militar establecido en Japón), que fue el ‘shogunato Kamakura’, el cual permitió que el poder de los Minamoto se expandiera por toda la nación y ocasionó que el emperador y la influencia que este ejercía, pasaran a un segundo plano.

Entre los samuráis más importantes de la historia de Japón se encuentran: Oda nobunaga, Toyotomi hideyoshi y Tokugawa Ieyasu, este último fundador del tercer y último shogunato que es el del Tokugawa.

Como dato curioso, el historiador mencionó que, durante cierto tiempo, cuando los samuráis estaban en el tope de la pirámide social, preferían ser llamados ‘bushi’, que significa ‘guerreros’, en vez de ‘samurái’, que significaba ‘servidor’, porque para ellos este último era considerado de una baja clase social.

Durante la tertulia también se habló sobre el ‘seppuku’, que es la forma de suicidio de los samuráis, el cual consistía en cortarse el vientre y se hacía cuando el guerrero sentía que el enemigo estaba muy cerca y que no encontraría otra forma de escapar; entonces, el samurái prefería suicidarse antes que permitir que su enemigo lo derrotara en una batalla y que este pudiera decir que lo había vencido. El ‘seppuku’ también era practicado por los sirvientes de los samuráis, para manifestar que no estaban de acuerdo con su ‘señor’ por alguna decisión o por algo en específico.