facebook twitter linkedin google-plus

Las Fuerzas Militares de Colombia y la Universidad Externado se unen para presentar siete libros sobre el posconflicto

Durante la 31 edición de la Feria del Libro en Bogotá, el Comandante General de las Fuerzas Militares, General Alberto José Mejía, y el Rector del Externado, Juan Carlos Henao, presentaron la investigación.

Tras varios años de investigación y trabajo conjunto, este martes durante un conversatorio titulado “Las milicias y los grupos armados organizados residuales del conflicto armado en la perspectiva de la academia”, la Universidad Externado, las Fuerzas Militares y el Departamento de Derecho Constitucional, presentó los libros ‘Milicias Guerrilleras’ que se componen de siete volúmenes en donde se analiza el posconflicto, el papel del Ejército en la construcción de paz, análisis jurídicos, lo que sigue, entre otros temas.

El conversatorio se conformó de dos paneles, los cuales fueron moderados por Magdalena Correa, Directora del Departamento de Derecho Constitucional del Externado. El primer panel, conformado por el General Alberto José Mejía, el Rector Juan Carlos Henao y Gerardo Barbosa Castillo, abogado de la Universidad Externado, se centró en la temática: “Más allá de la victoria de las Fuerzas Militares y su estrategia conjunta en el escenario de post acuerdo”.

El primero en intervenir fue el Rector del Externado, Juan Carlos Henao, quien enfatizó y agradeció la oportunidad de trabajar con las Fuerzas Militares en este proyecto y resaltó la cantidad de militares presentes en el auditorio de la Feria del Libro para la presentación de esta valiosa investigación académica. “Este trabajo fue posible por el diálogo permanente y la construcción que se dio en las dos partes. Las Fuerzas Militares siempre han sido garantes de la democracia, de los derechos humanos (…) recuerdo que cuando lanzamos los cuatro primeros tomos, cuando escuché al General Mejía parecía externadista hablando de paz, democracia, de respeto, realmente unos principios militares que hay que seguir teniendo”, agregó Henao.

El Rector dijo que lo más importante era seguir el sendero de la paz que era el principal objetivo ahora para Colombia, además destacó que la iniciativa de esta investigación había sido del Ejército Nacional y las Fuerzas Militares de Colombia.

Por su parte, el General Alberto José Mejía mencionó que después de haberse asesorado con varios académicos sobre cuál era la Universidad indicada para hacer esta investigación surgió el nombre del Externado “cuyo prestigio la precede en todo, razón por la que decidimos que era la Universidad que queríamos y les pedimos que eligiéramos el equipo de ensueño y fue así que nos apoyaron con profesores interdisciplinarios para crear estos libros. Así logramos con nuestra experiencia y con el profesionalismo de ellos, con su análisis crítico y su poderoso concepto de la democracia, los siete volúmenes”, apuntó el General.

Durante el conversatorio el ahora Comandante General de las Fuerzas Militares, Alberto José Mejía Ferrero, recordó al público el trabajo incansable que este grupo que dirige realizó durante 52 años de conflicto armado y que hoy se refleja en sus uniformes con una espada purpura que representa la paz a la que llegaron con las Farc. El comandante contó que fueron más de cinco años de trabajo para convencer a este grupo armado de comenzar las negociaciones y que hoy su único objetivo es buscar cómo apoyar el proceso actual, al cual contribuyeron, y seguir apostándole a la paz.

“Las fuerzas militares son las que tienen que sufrir las más duras cicatrices, entonces siempre vamos apoyar al gobierno colombiano, además de la lucha tenemos que tener múltiples estrategias para acercarnos a la sociedad, una de ellas el proceso de construir memoria institucional e histórica y construir unos foros orientadores de la opinión general”, agrego el General Mejía.

Por su parte, Gerardo Barbosa Castillo, abogado y Director de la investigación por todos estos años, mencionó que el verdadero reto del posconflicto era todas las disidencias que se habían forjado tras la firma de la paz entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Ante esto, el General Alberto José Mejía agregó que este escenario ya lo tenían estudiado antes de la firma, “las Fuerzas Militares ya tenían planes de perspectiva para empezar a estudiar quienes persistían después de los acuerdos que ahora son: ELN, disidencias de las Farc y tres Bacrim: el clan de golfo, los pelusos y los puntilleros.

Los panelistas llegaron a la conclusión que estas disidencias van a generar la necesidad de replantear todos los derechos impuestos en las leyes de derechos humanitarios, además de los estipulado en el Acuerdo respecto a su juzgamiento.

Los invitados también mencionaron que tiene que dejarse en claro que no todos los disidentes estarán sometidos a la Justicia Especial para la Paz (JEP); para quienes aceptan delitos comunes, se generará amnistía, pero si son delitos de alta gravedad si responderán ante la JEP. Ya si alguno de ellos muta al crimen organizado se revisará y se juzgaran por la ley ordinaria.

“Nosotros hemos trabajado muy duro para enfrentar lo que se viene en el país y siempre estamos en constante metamorfosis. Cuando se firmó el acuerdo de paz nosotros no sabíamos quienes iban a ser disidentes. Al final fueron 500 de las Farc”, relató el General Mejía. Además, enumeró que estos grupos ilegales se soportan en el narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión, la explotación de oro, el secuestro y el contrabando.

Para el General Mejía, el Rector del Externado, Juan Carlos Henao y Barbosa, el objetivo final es volver a restablecer los territorios que aún siguen en violencia y el alcanzar una paz estable y duradera. Para esto Henao sugirió a los militares presentes el libro sobre el Gasto Público, comisión de la que el Rector hizo parte, donde se habla que rebajar el presupuesto de las Fuerzas Militares sería un grave error pues aún se debe combatir más de cinco grupos ilegales.

Durante el conversatorio también se habló sobre el papel de la mujer en el Ejército Nacional y los retos de este último en la multimisión de un escenario de post-acuerdo.