facebook twitter linkedin google-plus

Competencia, consumo y datos personales

En las “II Jornadas Internacionales de Derecho Comercial, Competencia, Consumo y Datos Personales”, el Superintendente de Industria y Comercio reclamó mayores sanciones que les permitan entender a los empresarios, dados a la ‘cartelización’, los valores que subyacen la libre competencia.

La ‘cartelización’ empresarial es un fenómeno que Colombia ha vivido desde hace mucho tiempo. Sin embargo, desde hace sólo diez años, la Superintendencia de Industria y Comercio ha velado por la protección de la libre competencia en todos los sectores empresariales.

Algunos de los casos de sectores económicos que, en el país han acordado políticas de precios ‘por debajo de la mesa’, han sido los del arroz en el año 2005; el azúcar en el año 2010; el cemento en el 2010 y el cacao en el año 2009.

No obstante, para Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio, las sanciones económicas impuestas por los jueces muchas veces no son suficientemente altas para mostrar a todo el empresariado el camino hacia la ética de la libre competencia.

Para el Superintendente, la protección de la libre competencia garantiza el bienestar general a los consumidores, además de generar mejor servicio al cliente, más funcionalidad, mejores garantías, más innovación en los productos y mejor calidad. La libre competencia garantiza el adecuado funcionamiento de los mercados y sectores de la economía. Robledo afirmó que, si Colombia quiere entrar a competir en el mercado mundial, debe hacerlo con calidad, y esto se garantiza con empresas competitivas y éticamente correctas.

Para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), la ‘cartelización’ empresarial es la conducta más escandalosa en la que puede incurrir un empresario, según se mencionó en el evento.

Por otro lado, durante las jornadas se discutió sobre la regulación en el comercio electrónico, y se plantearon interrogantes como: ¿Hay una regulación suficiente para el e-commerce?, ¿cuáles son los aspectos que hace falta regular? y ¿qué espera el consumidor para fortalecer su confianza en el comercio electrónico?

Hasta la fecha en Colombia, la Superintendencia de Industria y Comercio ha sancionado 16 casos de comercio electrónico por publicidad engañosa, daños en los productos en el momento de la entrega al consumidor y diferencias de precios (engaños con el precio final del producto), entre otros.