facebook twitter linkedin google-plus

“Gracias maestros ausentes por haber existido, gracias por su legado, aquí para siempre los recordaremos”: Juan Carlos Henao

El pasado 5 de noviembre se reunieron en el Auditorio principal del Externado miembros del consejo directivo, el rector, la secretaria general, funcionarios, profesores, actuales y antiguos estudiantes, y familiares de los magistrados víctimas de la toma del Palacio de Justicia, con el fin de evocar su memoria, al cumplirse 30 años de la tragedia.  

En la ceremonia se recordó a los juristas Alfonso Reyes Echandía, Carlos Medellín Forero, Manuel Gaona Cruz, Fabio Calderón Botero, Emiro Sandoval Huertas, quienes tenían la doble condición de profesores y exalumnos, y a Ricardo Medina Moyano, José Gnecco Correa y Darío Velásquez Gaviria, quienes, identificados con los principios externadistas, se desempeñaban como profesores.

Durante su discurso, el rector Juan Carlos Henao dijo que “su inteligencia y su amor por este claustro, que rememoramos en el día de hoy, nos estimula para no olvidarlos, para seguir adelante, para no fenecer ante las adversidades y para que con esa luz, la de ellos, sigamos siendo un faro en la consolidación de la democracia en nuestro país.”

El rector expresó gran horror al recordar las fatídicas horas en las que la estupidez prevaleció sobre la inteligencia, en las que el Estado colombiano produjo uno de los más erráticos comportamientos de toda su historia, donde la barbarie demencial y descontrolada se llevó a lo más selecto de nuestra juridicidad; y exaltó la altivez con la que habló Alfonso Reyes, el presidente de la Corte Suprema en aquel momento, cuyas palabras, pronunciadas con la “excelsa dignidad, la serenidad y ecuanimidad del tono de su voz en medio del estrepitoso combate que llevó al holocausto, quedarán por siempre grabadas en nuestra memoria.”

Acto seguido, Edgardo Maya Villazón, contralor general de la República y presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos del Externado, explicó cómo “para nosotros, formados en el paradigma propio de los librepensadores, en el que la autonomía y la libertad de los ciudadanos constituye la garantía para la preservación de la democracia, esta absurda y dantesca situación era inadmisible”. Y recordó cómo los externadistas debieron confrontarse con una realidad que les mostraba cómo se resquebrajaban los cimientos de un Estado que en las aulas aprendieron a defender y a controvertir cuando fuere necesario, desde el debate jurídico y pluralista.

“En esa situación fuimos guiados de forma certera por quien fuera nuestro magnánimo rector, Fernando Hinestrosa, quien supo confrontar los cuestionamientos y reclamos que, seguramente emanaron del profundo dolor, y que derivaron de su posición irrestricta de mantener una posición democrática y altiva ante el feroz ataque contra la democracia. Él, con su postura, lideró la respuesta digna de esta Casa de Estudios, ante el horror que propiciaron los representantes del Estado y de la barbarie. Él llamó a nuestra comunidad a responder con los instrumentos del Derecho, a no olvidar haciendo uso de ellos para, no obstante, seguir en la búsqueda de la verdad y de los responsables.” concluyó Maya Villazón.

La ceremonia finalizó con un concierto a cargo del Coro de Cámara Vocestudio.