facebook twitter linkedin google-plus

“La luz no se extingue, historia del primer Externado”

En medio de la celebración por la inauguración de los nuevos edificios H e I de nuestra Casa de Estudios, el rector Juan Carlos Henao anunció la publicación del libro “La luz no se extingue, historia del primer Externado”, escrito por Juan Camilo Rodríguez, director del proyecto de Historia de la Universidad. El libro abarca la historia de la Universidad entre los años 1886 y 1895.

De la obra, dijo el rector en su discurso: “Su título no puede ser más evocador: ‘La luz no se extingue. Historia del primer Externado. 1886-1895’. Este libro, cuya lectura sugiero decididamente, es la más clara explicación de nuestros orígenes, de por qué y en qué contexto nacimos (…) Puedo afirmar con vehemencia que algo de lo que puede sentirse muy orgulloso el Externado es de su historia y de sus orígenes”.

La investigación comprende 13 capítulos en los que se presentan los siguientes aspectos: un recuento de los antecedentes del Externado, el problema de la educación desde los inicios de la República y las grandes controversias, resumidas en buena parte en la extensa polémica sobre la utilización de los textos del filósofo británico Jeremías Bentham. El libro considera los nexos previos con la Universidad Nacional y el Colegio del Rosario en momentos en que perdieron su carácter liberal y la manera como profesores y estudiantes expulsados de esas instituciones se congregaron para dar inicio al Externado. Luego, se centra en la figura de Nicolás Pinzón Warlosten antes de la fundación del Externado, rescatando facetas poco conocidas de su vida y aproximándose a una reconstrucción biográfica del fundador.

Posteriormente, el libro se ocupa de los primeros años: el candente debate internado -externado que tanto influyó en la educación de la época; las singularidades del reglamento; las tesis que escribieron aquellos estudiantes; la rectoría del expresidente de los Estados Unidos de Colombia Santiago Pérez. Luego, la investigación continúa con los avances del Externado y las tensiones que generó en el escenario político, lo que generó una persecución. Así mismo, se muestra el referente esencial al positivismo spenceriano y la introducción de los autores de vanguardia que se hizo en sus salones. Acto seguido, se habla sobre la guerra de 1895 y la clausura de la institución.

La construcción de esta historia permite superar lugares comunes, desmitificar, dotar de mayor evidencia empírica la compleja trayectoria del primer Externado y sus vínculos con la política y la cultura de su tiempo. La gran dificultad, el inmenso reto de esta investigación fue la ausencia del archivo de la institución. Esa es otra de las desventuras: el archivo del primer Externado desapareció. La muerte de Pinzón Warlosten, el destierro de algunos, la persecución de otros; en medio de tal zozobra el archivo se esfumó. Se debió entonces reconstruir la historia por la vía de otras fuentes, como la prensa de la época, además de archivos públicos y privados, así como numerosas referencias secundarias. Una investigación histórica que en ocasiones lindó con la arqueológica para desenterrar aquí y allá las huellas diversas y difusas del primer Externado e integrarlas en un relato que permitiera conocerlo.

La historia del primer Externado, al servir de telón de fondo a la del país, enseña bastante para el presente: en ella están similares discusiones sobre el libre albedrío, la educación, las libertades públicas y sus nuevas formas, las censuras, los derechos y deberes, los abusos de los diferentes tipos de poder, la intolerancia, los fanatismos, la diversidad, la corrupción, el fraude electoral, el uso de la fuerza y de la violencia, la democracia, la participación política, el centralismo y el federalismo, la equidad, las minorías y, entre tantos otros, la paz.

Este libro se consigue en las principales librerías del país por un precio de $75.000; y en la Librería de la Universidad por $60.000.