facebook twitter linkedin google-plus

“Dedico este honor al Externado”

Al posesionarse como presidente de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, el profesor Emérito del Externado, Beethoven Herrera Valencia, dedicó a esta Casa de Estudios, el honor que le fue otorgado con la designación.

Vehemente invitación hizo el docente a los colombianos y a su academia, a voltear la mirada a China, país del que seguimos ignorando casi todo.

¿Cuántas perlas produce una ostra? ¿Cómo teje el gusano la seda? ¿Por qué las monedas chinas tienen un orificio en el centro? Son misterios ancestrales de la China, que muy pocos conocemos, explicó el profesor Herrera, en su ponencia de posesión, para denotar la ignorancia que se mantiene en Occidente alrededor de la economía, la cultura, la historia y la política chinas. Y ello, agregó, resulta absolutamente incompresible si se tiene en cuenta el crecimiento del país en las últimas 4 décadas que lo ha llevado a posicionarse como “el gigante asiático”, segunda economía del mundo la que, según las previsiones será la primera en 2030.

Y, de este lado del planeta, no nos hemos ‘pellizcado’, según el llamado de atención del septuagenario maestro: que la china es la primera potencia en inteligencia artificial, la primera productora de teléfonos inteligentes; que sus textiles, tienen en jaque a la industria colombiana del sector; que los chinos ya son dueños de San Andresito en Bogotá, que ya llegó un tren chino a España, cargado de mercancías, son realidades que, con frecuencia, nos tienen sin cuidado.

Que Occidente y nuestro país tienen que estudiar a China con más detenimiento y profundidad es una verdad de a puño, un desafío absolutamente inevitable habida cuenta de su papel en el concierto internacional.

Por fortuna, reconoció el maestro, el Externado de Colombia tiene hoy una relación privilegiada con la academia china y en esa dirección tenemos que seguir trabajando, incrementar los intercambios, aprender el mandarín y estudiar este modelo sui géneris de crecimiento económico, que no viene ni va a venir, -como lo esperan los países de este lado del mundo- acompañado del desarrollo de una democracia al estilo occidental. “China no va para allá ni le interesa. Ellos no creen en las libertades individuales”, explicó Herrera como un hecho que debemos tratar de entender por sus implicaciones para el futuro del planeta tierra, que podrían ser aterradoras.

Tras dedicarle el honor al Externado, donde ha sido maestro a lo largo de 34 años y donde fue acogido tres ser expulsado de 5 universidades en razón de sus ideas, Beethoven Herrera espera aplicar en la Academia la fórmula que, según su opinión, hace respetable y sólida a esta Universidad: la apertura, la tolerancia y la inclusión, y “promover la economía como una herramienta de desarrollo sostenible en un marco de democracia y respeto por los derechos”.

Como parte del acto de posesión del nuevo presidente, Herrera presentó una ponencia titulada Teoría y política económicas en el desarrollo moderno de China, en la que destacó los mayores logros económicos del país asiático.

Por lo anterior y su interés en financiar proyectos de infraestructura, el economista considera que China es la locomotora de la economía mundial y que Colombia podría aprender de su modelo.