facebook twitter linkedin google-plus

Una voz femenina sobresale en la edición 151 de “Un libro por centavos”

Este poemario confirma cómo la mujer marca de manera profunda el camino plural de la poesía colombiana de su generación.

Estamos festejando el cumpleaños de un sueño que se hizo proyecto editorial: La colección Un libro por centavos; un ambicioso deseo que se volvió propósito colectivo para remediar un vacío notorio en el mundo librero.

Esta iniciativa quinceañera trasciende el ámbito nacional e iberoamericano y se encuentra en las bibliotecas de las universidades de Stanford, Harvard y Yale, y del Congreso de los Estados Unidos, así como en las cárceles, eventos culturales y literarios, bibliotecas de universidades, colegios y escuelas de municipios y corregimientos de todo el país.

En el poemario n°151 “La Casa”, antología de Sandra Uribe confirma, como dice el poeta Felipe García Quintero, también publicado en la colección, que la voz femenina marca de manera profunda el camino plural de la poesía colombiana de su generación.

Hipótesis tardías (fragmento)

Si mi casa estuviera hecha con palabras no me calcinaría el silencio,

la humedad y las grietas no serían más que metáforas del frío

que se alimenta con mis huesos.

Si mi morada fuera un poema tendría una fuente en la mitad del patio

y las monedas oxidadas por la memoria de tantos deseos perdidos

no hablarían en los bolsillos del hambre.

Si la argamasa de los muros estuviera hecha de aliento incontenible,

si las vocales llenaran las horas con ese humo que no asfixia,

sería difícil desprenderse del fuego,…