Programa de voluntariado profesional

Con el Programa de Voluntariado, que ofrece la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, se vive una experiencia para toda la vida. Eso es lo que dicen tanto estudiantes nacionales como extranjeros que vienen de intercambio a la Universidad, y optan por esta oportunidad que se les ofrece en más de 15 organizaciones sociales de la ciudad de Bogotá.

Si bien hay un interés tanto de estudiantes como de la Universidad para apoyar a las poblaciones más vulnerables que están cerca al campus universitario, los estudiantes también ofrecen su tiempo para adelantar el programa en otros sitios de la ciudad, donde también hay necesidades que con solidaridad y un poco de altruismo se pueden mitigar.

Este año, han sido 32 los estudiantes que se acogieron al Programa de Voluntariado. Fueron 18 estudiantes de intercambio y 14 estudiantes nacionales. Pero el impacto de su labor ha llegado a más de 700 familias de La Candelaria, en tres de los siete barrios de os barrios la localidad. De manera puntual, el Programa de Voluntariado FIGRI está presente en Belén, Santa Bárbara y Egipto.

En Barrio Belén el Programa de Voluntariado FIGRI apoya el Proyecto Casa B, de la Corporación Proyectando Imaginarios que, semestralmente, atiende a una población de 250 niños, niñas y jóvenes del barrio. En ocasiones, Casa B adelanta proyectos con personas de la tercera edad. Este es el tercer año consecutivo que los estudiantes del Externado se vinculan a los proyectos con esta organización social, que también se articula con voluntarios de otras nacionalidades. El eje de trabajo, en Casa B, es la cultura para el desarrollo local del barrio y la recuperación de los oficios tradicionales. Los estudiantes que hacen parte del Voluntariado FIGRI los apoyan con proyectos de emprendimiento, cultura y deporte.

En Santa Bárbara Centro, se trabaja con Fundación Reingeniería de Corazones, a donde semestralmente se atiende a 49 niños y niñas y 151 personas adultas mayores. Con los pequeños, la labor se centra en el refuerzo escolar y el desarrollo de actividades lúdicas. Los estudiantes voluntarios, con los adultos los apoyan para la alfabetización y actividades recreativas.

En el Barrio Egipto, el apoyo se brinda tanto en la parte baja, la más cercana al campus universitario, como en la parte alta, la zona de mayor vulnerabilidad, en términos de limitada presencia estatal y altos índices de inseguridad. De un lado, se apoya el proyecto “Una sonrisa para Egipto” que se desarrolla en la Biblioteca de la Parroquia de Egipto, junto con las facultades de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, la de Administración de Empresas y la de Ciencias Sociales. Un proyecto en el que la Universidad está involucrada, hace más de 15 años, y donde los Voluntarios FIGRI apoyan otros proyectos como la Fiesta de los Niños, la Fiesta de Navidad, entre otros. En la biblioteca diariamente se atiende un promedio de 30 niños y niñas, pero en los demás proyectos, el alcance se incrementa a los 300 pequeños y jóvenes de Egipto bajo.

Del otro lado, en Egipto alto, los Voluntarios FIGRI han hecho presencia desde 2013 en la Fundación Egipto con Futuro. Un lugar donde acuden semestralmente 250 niños y niñas del sector. Estudiantes nacionales y extranjeros hacen refuerzo escolar y actividades lúdico-culturales para los pequeños. De esta manera, se brinda una oportunidad para que aprovechen el tiempo libre.

Pero el Programa de Voluntariado FIGRI no se queda en el primer anillo de influencia del campus universitario. Va más allá y los estudiantes dejan huella en localidades como Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa, donde nuestros estudiantes del ofrecen su tiempo a organizaciones como TECHO, la Cruz Roja Colombiana, donde especialmente los estudiantes FIGRI suelen hacer programas y adelantar evaluaciones de políticas o hacer diagnósticos según el programa en el que estén vinculados (deplazamiento, derechos humanos, salud, educación, etc.).

En los cuatro años del programa, los estudiantes FIGRI han estado adelantado el voluntariado con la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), Fundación Pies Descalzos, Fundación Populus, CISV International, la Fundación Paz y Reconciliación y Redprodepaz.

El próximo 19 de enero se realizará una sesión informativa en el salón G-404.

El grupo de Voluntarios del Externado que está vinculado con TECHO

El programa voluntariado está vigente desde 2013 e inició dirigido a los estudiantes extranjeros que venían de intercambio. Esta iniciativa ha cautivado a los estudiantes y les ha permitido no solo homologar algunos crétidos, pero además conocer Bogotá desde otra perspectiva. Esta es una oportunidad que les ofrece la facultad, para desarrollar sus habilidades, destrezas y conocimientos, en organizaciones de la sociedad civil.

A continuación les presento algunos casos de este programa:

Aliénor Godefroy, colaboró con la Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe- REPEM; de manera puntual, Aliénor adelantó actividades de sistematización de experiencias de educación popular de las organizaciones de la red.

Louise Cadorel y Margot Delorme, estuvieron en Fundación Egipto con Futuro, Entidad Sin Ánimo de Lucro que además de ser un restaurante comunitario en el barrio, propone el refuerzo escolar para los niños y niñas que lo requieran y adelantan actividades lúdicas para aprovechar sanamente el tiempo libre de los escolares. Las estudiantes francesas visitantes del Externado se concretaron en el robustecimiento del “Club CreSer” y por ello dictaron pequeños talleres de cocina y adelantaron visitas a museos y sitios de interés turístico de la ciudad, como lo es el Museo Botero, el Museo del Oro y el Santuario de Monserrate.

Eve Melinda Chloe y Ana Mylonas?? estuvieron en Casa B siguiendo la misión de la organización, trabajaron en valores de la vida, la paz, el amor y la amistad, con los asistentes a esta organización. Ello lo realizaron a través del proyecto “Futuroscopio”, donde a través de fotografías de los niños y niñas del barrio se logra una exposición primero en Bogotá y luego la exposición viaja a México y Bolivia, donde puede haber un intercambio de conocimientos más allá d elas fronteras del barrio. Lo más interesante de esto es que los niños y niñas estuvieron involucrados con las fotos y la selección de las mismas.

Patrice Lesgards, estuvo en CISV una organización que como comunidad global de voluntarios ayuda a la transmisión de valores relacionados con la construcción de paz. De manera puntual, Patrice estuvo involucrado con el manejo de redes sociales como MNS Messenger, MySpace, Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter, entre otras, trabajando en campañas como maratones fotográficas, entre otras.

Los primeros estudiantes nacionales que se unieron a este proyecto fueron ??Astulfo Alejandro Romero y Julia Margarita Contecha, quienes adelantaron un trabajo en la Red Nacional de Programas Regionales de Desarrollo y Paz- Redprodepaz. Los estudiantes de la Escuela de Gobierno, apoyaron el mapeo y sistematización de información de proyectos frente al relacionamiento con los aliados de la red.

De esta manera, se logra la vinculación consecutiva, de estudiantes visitantes y nacionales que robustecen el programa de voluntariado de FIGRI

Vincúlate