facebook twitter linkedin google-plus

Recomendaciones para sobrevivir al black friday con un presupuesto de estudiante.

Celulares, ropa, libros y gadgets de última tecnología, la temporada de descuentos que inició con Black Friday puede ser tanto una oportunidad como un riesgo para nuestras Finanzas Personales, sobre todo cuando manejamos un presupuesto estudiantil limitado.

Aunque la temporada de descuentos que inició con Black Friday, y que seguramente continuará hasta que inicie diciembre, puede ser una oportunidad para comprar artículos de todo tipo con buenos precios, también puede ser un riesgo para nuestras finanzas. Consultamos con Juan Camilo González, docente FIGRI y experto en Finanzas Personales sobre los puntos a tener en cuenta durante esta temporada.

  1. ¿Tenemos el presupuesto?:

Definitivamente para el experto la primera pregunta que nos tenemos que hacer es si efectivamente nos alcance el presupuesto para comprar ese celular que está en descuento pero que sigue siendo significativamente costoso. Aquí nos tenemos que preguntar si hemos ahorrado lo suficiente durante el año para cubrir la compra pues, un error común es endeudarnos y terminar pagando en intereses lo que nos ahorramos en el precio inicial. Gonzalez enfatiza que esos intereses se convierten en gastos que tendremos que asumir al final de cada mes y que pueden implicar sacrificios en el presupuesto de otras cosas como, diversión, alimentación y estudio. La recomendación es primero los gastos básicos y que nos dan mayor felicidad antes que las compras impulsivas.

  1. No dejarnos llevar por la promesa de la ganga:

La publicidad de esta temporada de descuentos nos hace creer que la oferta que estamos viendo nunca más la volveremos a ver y que si no la aprovechamos habremos dejado pasar la oportunidad de comprar lo que queríamos a menor precio. No podemos perder de vista que TODOS los años habrá Black Friday y que las ofertas que vemos no son ni tan únicas ni tan especiales. Es preferible planear un poco mejor y aprovechar los descuentos del próximo año.

  1. Revisar opciones por fuera de Colombia:

González confirma una sospecha que todos hemos tenido en algún momento, los descuentos en Colombia no son necesariamente tan buenos; con frecuencia unos días antes aumentan un poco los precios de los productos para hacernos creer que el descuento es significativo. No obstante, tiendas que permiten compras online (tipo Amazon, Ebay, Best Buy o Walmart) en países como Estados Unidos pueden tener mejores ofertas sobre el mismo producto.

A pesar de las posibilidades que ofrece hacer compras en el exterior con una tarjeta de crédito, no podemos perder de vista que la tasa de cambio del dólar está muy alta y que esto puede impactar nuestras finanzas.

  1. Aprovechar las “Tarjetas de Crédito” prepagas:

Hoy varias aplicaciones nos permiten abrir una especie de Tarjeta de Crédito prepaga que cuenta con las mismas características de una tarjeta estándar, su código de seguridad, fecha de vencimiento, etc. Con la diferencia de que esta se encuentra atada al dinero que uno le mete, lo cual puede ser una buena manera de empezar a entender cómo funcionan estas tarjetas y las precauciones que debemos tener al hacer compras online. Teniendo en cuenta que algunas ofrecen beneficios de cashback, pueden llegar a ser una alternativa interesante para los estudiantes universitarios, comenta el experto.

Finalmente, para González esta es una época que nos permite tomar consciencia sobre lo que realmente necesitamos y lo que compramos más por presiones externas o impulsividad. Generalmente en Black Friday uno ve a la publicidad haciendo todo el esfuerzo para que tengamos el ultimo celular, el ultimo computador, el ultimo gadget y con frecuencia realmente no necesitamos ninguna de esas cosas o, podríamos gastarlas en algo más significativo. Por ejemplo, este es el caso de los celulares de alta gama, cada año hay personas que se endeudan para comprar teléfonos que son cada vez más costosos y que pueden significar un sacrifico de una compra que nos podría hacer más felices, como un viaje a Europa durante 15 días. Sin embargo, esto depende de los gustos e intereses de cada uno.

En resumen, aunque vale la pena aprovechar las temporadas de descuentos para decidir qué artículos o gadgets vamos a actualizar con precios que pueden ser más atractivos que en otras épocas del año, como estudiantes es necesario preguntarse cuándo puede ser un buen momento para hacerlo.

Por ejemplo, se sabe que existirá la necesidad de actualizar el computador durante la carrera y que probablemente el celular también lo vamos a querer cambiar, pero quizás lo más inteligente sería cambiar el computador en los semestres más avanzados y no actualizar más de dos veces el celular durante estos años.

Según el experto, varias investigaciones señalan que es mejor invertir en experiencias que en cosas pues, el efecto de felicidad suele ser más duradero; lo que hoy es un celular nuevo, increíble y de última tecnología, mañana es simplemente un celular, y en un año será un artículo más para remplazar, mientras que los recuerdos de las experiencias pueden perdurar por más tiempo.

El objetivo es planear de una manera mucho más inteligente las Finanzas Personales, aprovechar los descuentos, pero no sucumbir ante la presión y la tentación social que a veces tenemos en estas fechas. No es mala idea aprovechar el Black Friday, el Cyber Monday y los descuentos, pero sí tenemos que estar seguros que el uso que le demos a nuestro dinero sea para invertirlo en lo que más felices nos haga.