facebook twitter linkedin google-plus

Radiografía de la seguridad en Bogotá

Diferente a la violencia del conflicto armado, Bogotá sufre un alto índice de intolerancia ciudadana reflejado en riñas, peleas y agresiones en la familia y la comunidad. 48 denuncias diarias de abuso sexual a menores y 124 víctimas de lesiones personales en 2016.

El panorama se puso en evidencia en segunda Cátedra por Bogotá, una iniciativa del Concejo de la ciudad para la discusión de los principales problemas de la capital colombiana.

En 2016 la violencia intrafamiliar, en particular la de parejas y exparejas, aumentó y las agresiones interpersonales (las riñas) siguen causando alto número de muertes y heridas de consideración. Además, en los fines de semana, viernes, sábado y domingo, es cuando más se registran situaciones de violencia.

Así lo reveló el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, en el evento que se realizó en la Universidad Externado de Colombia, que contó, además, con la participación del Secretario Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, Daniel Mejía Londoño; el experto analista en temas de seguridad, Jairo Libreros y el presidente del Concejo, Horacio José Serpa como moderador.

Durante el encuentro, Valdés informó que, aunque la violencia interpersonal y los homicidios han disminuido este 2017, la cifra de violencia intrafamiliar sigue creciendo. Tan solo el año pasado 123.298 personas fueron víctimas de lesiones. Es decir, 2.947 casos más que en el 2015.

De igual manera, el Director de Medicina Legal dio a conocer que, al menos en 16 de cada cien casos, las personas fueron asesinadas por parejas, exparejas, familiares y amigos. De estos casos, cuenta Valdés, es más probable que el hecho se haya dado en el marco de actividades culturales, de entretenimiento o deportivas, que en enfrentamientos armados o en medio de un hecho delictivo. El común denominador es la intolerancia, con consumo de alcohol.

Diciembre y enero son los meses con más casos de homicidios y lesiones interpersonales. Y el domingo es el día con más muertes en la semana. “Una de las cosas que más nos sorprende es que el Día de la Madre sigue siendo el día más violento del año”, dice Valdés.

Otro de los datos que dejó sorprendidos a todos los asistentes del encuentro fue el de las víctimas de la violencia sexual en la capital. Según el director de la entidad, hasta el momento se tienen registro de 238 casos de este tipo de violencia hacía menores de 0 a 4 años, en el último año. Mientras que los menores de 10 a 14 años son los más buscados por los agresores sexuales.

Entre enero y marzo pasados, Medicina Legal practicó 4.315 exámenes médicos a niños de entre 0 y 17 años tras denuncias de abusos sexuales, es decir, 48 por día. En el mismo lapso del 2016 hubo 49 por día.

Todas estas cifras dieron paso a un debate sobre la seguridad en la capital, el fenómeno de los hurtos, las cifras de violencia y criminalidad, entre otros.

El presidente del Consejo de Bogotá, Horacio José Serpa y el Secretario Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, Daniel Mejía Londoño destacaron la creación de esta Secretaría, aprobada en el Concejo el 31 de marzo de este año con un presupuesto de 1,6 billones de pesos, la cual cuenta con tres dependencias principales: la subsecretaría de seguridad, la de la de justicia y la de inversiones.

Desde su creación, destacó Mejía, este ente gubernamental ha logrado reducir la tasa de homicidios en un 14 por ciento “Hemos trabajado sin parar y la disminución en los homicidios es un ejemplo de esto”, agregó el Secretario.

Mejía también destacó que en lo que va de este 2017 se han invertido cerca de $30.000 millones en nuevos equipos, con los que se ha renovado el 50 por ciento del parque automotor de la Policía y también se han instalado más cámaras de seguridad por toda la capital.

Otro hecho que se recalcó durante la Cátedra fue la intervención realizada en el Bronx, el 28 de mayo del 2016, que dejó como resultado la captura de distribuidores de drogas y la oportunidad, para el Distrito, de brindar atención a los habitantes de la calle y menores que residían en esta zona.

Los panelistas reconocieron en la charla que, en materia de seguridad aún falta mucho por trabajar en Bogotá y que, aunque las cifras siguen disminuyendo, lamentablemente el hurto a personas es una de las problemáticas que siguen aquejando al ciudadano del común. “La preocupación es que se captura a las personas que cometen estos robos y los jueces los dejan libres a las pocas horas o días; este tipo de hurto no está calificado para dar cárcel, así el ladrón atente contra la seguridad de la víctima”, admite Mejía.

Por su parte, Jairo Libreros docente del Externado, comentó que el reto de la Alcaldía es mejorar la percepción de seguridad de los bogotanos y pidió a los asistentes entender que no existen medidas milagrosas para acabar con todos los hurtos y homicidios, pero que se debe apoyar la gestión de la administración. Insistió que no se debe olvidar que los ciudadanos tienen deberes con la sociedad y deben apostarle más a la tolerancia.

La segunda edición de las Cátedras por Bogotá fue inaugurada por el decano de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, Roberto Hinestrosa.