facebook twitter linkedin google-plus

“La justicia perfecta no existe”: Baltasar Garzón

Con la participación de expertos, académicos y estudiantes, este miércoles finalizó el evento “Jurisdicción Universal y la Jurisdicción Especial para la Paz”, que se realizó en nuestra Casa de Estudios.

Frente al actual proceso por el que atraviesa Colombia, tras los acuerdos de paz con las Farc, el jurista español Baltasar Garzón aseguró que una de las principales preocupaciones ha sido el inicio de las acciones de la JEP, la puesta en marcha de la Comisión para la Verdad, la implementación de los recursos financieros para que todo funcione, entre otros.

Sin embargo, aseguró que, pese a que lo ideal es que la justicia se aplique a todos los niveles, con la máxima contundencia y rigurosidad, se sabe que en estos casos es imposible, e incluso negarse a aplicarlo de esta forma conduciría a una impunidad total. “El esfuerzo que se ha hecho diseñando este sistema especial de Justicia Transicional es meritorio, no es ideal, pero nada es ideal, la justicia perfecta no existe”, aseguró Garzón al dar a entender cómo en la vida por lo general “lo mejor es enemigo de lo bueno”.

Baltasar Garzón, jurista español, recordado por ser quien promovió la orden de captura contra el exdictador Augusto Pinochet por crímenes contra la humanidad, dijo sobre este episodio:

“En ese momento cambió la historia de la jurisdicción universal, la cual pasaba de ser una formulación teórica a una experiencia práctica”.

Al finalizar su intervención, el jurista recalcó: “el Derecho es un instrumento vivo que no puede ser enfocado hacia atrás permanentemente. Los abogados, juristas, académicos y los jueces deben extraer la esencia del Derecho para proteger y defender a la ciudadanía. Por lo tanto, si no lo defiende o si ese instrumento no es válido, tenemos que avanzar a interpretar en un contexto de universalidad. La jurisdicción universal se comprende porque las víctimas son universales, no hay fronteras, no hay soberanías; no puede ser la soberanía la que genere impunidad”.

En el encuentro se abrieron espacios de discusión sobre las estrategias, soluciones y obstáculos que actualmente tiene la justicia a nivel mundial, por ejemplo, los casos colombianos, africanos, argentinos, españoles, entre otros.

Por su parte, el Rector del Externado, Juan Carlos Henao, se refirió a la Justicia Transicional, como uno de los ejes más importantes del acuerdo de paz con las Farc: “Soy un convencido de que la relación entre la justicia universal y justicia transicional es muy importante, porque en el fondo creo que se nutren de los mismos principios básicos generales”.

A su vez, expertos hablaron sobre su experiencia en casos mundialmente reconocidos. Entre ellos, Jacqueline Moudeina, abogada y activista, quien durante varios años ha luchado por los derechos de las víctimas del régimen de Hissène Habré (Chad, África), acusado de cerca de 40.000 asesinatos con motivos políticos y quien en el 2015 fue condenado a cadena perpetua.

Por otro lado, Andrea Schüller, del European Center for Constitutional and Human Rights, se refirió a la justicia universal y a la experiencia desde su organizacion sobre cómo los países apelan a tribunales internacionales.

El evento terminó con la participación de Patricia Linares, presidenta de la JEP; José Ricardo de Prada, Amicus Curiae ante la JEP; Daniel Rafecas, juez federal argentino y Luis Guillermo Pérez, del colectivo de abogados José Alvear Restrepo, quienes mencionaron las perspectivas internacionales y colombianas sobre la Jurisdicción Especial para la Paz.

La organización del evento, que se realizó los días 6 y 7 de febrero, estuvo a cargo del European Center for Constitutional and Human Righst –ECCHR; la organización colombiana de derechos humanos Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” – Cajar; la Fundación Internacional Baltasar Garzón – FIBGAR y la Universidad Externado de Colombia.