Factura electrónica ¿un aliado tecnológico para el comercio?

Aunque la implementación de la factura electrónica ha generado dudas, comentarios y temores entre los comerciantes y personas naturales, consultamos con Javier Sandoval, docente de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales e investigador del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales sobre esta medida y sus impactos.

Para Javier Sandoval, experto en tecnología aplicada al sistema bursátil y financiero, lo primero que debemos entender al hablar sobre la factura electrónica es que, aunque se trata de un sistema bastante sofisticado en detalle, cuenta además con un mensaje de datos que tiene seguridad criptográfica e identificación única del emisor y que es enviada en formato digital.

Es importante tener en cuenta que en este momento los grandes contribuyentes se encuentran obligados a facturar electrónicamente y que, a partir del primero de mayo, pese a unos retrasos en el cronograma, tanto personas naturales, como sectores y grupos dentro de estos sectores, se empezarán a ver cobijados por esta medida. El objetivo, es que, en el transcurso de un año y medio, todos estén utilizando la facturación electrónica. Sobre este aspecto, vale resaltar que la facturación electrónica ya está implementada en países como Brasil, Perú, Chile y México, por lo que Colombia es de los últimos países en américa latina que se acoge a ella.

Para lograr lo anterior, la DIAN organizó un sistema para acompañar a las compañías colombianas en todo el proceso de facturación electrónica. En esencia, se trata de un grupo de empresas que desempeñarán el papel de proveedores tecnológicos y que prestarán servicios de acompañamiento e intermediación ante la DIAN. Sobre este aspecto, el experto recuerda que las empresas pueden acercarse directamente a cumplir el compromiso requerido sin necesidad de utilizar un intermediario.

Asimismo, Sandoval enfatiza en que hay que ser muy cuidadoso al momento de escoger el proveedor tecnológico que será el aliado para este proceso. Como todo lo que es nuevo, habrá compañías que ofrezcan el servicio de manera “gratuita”, otras que ofrezcan servicios caros, con o sin valor agregado. Hay que tener muy claro qué servicio van a dar por lo que se pague. Inicialmente la recomendación del experto es empezar con el servicio gratuito de la DIAN o, con los proveedores que ofrecen el servicio o, parte del servicio, de manera gratuita.

Sobre los efectos de este proceso, Javier Sandoval asegura que el impacto más grande se evidenciará en términos fiscales. En efecto, se espera que con la factura electrónica se logre duplicar el recaudo y disminuir la evasión, en la medida que las facturas electrónicas tienen que ser reportadas en tiempo real, lo cual permite que sea analizada y revisada casi que inmediatamente. El plan de la DIAN es que esto nos permita evidenciar por dónde es que los recursos se están perdiendo.

Asimismo, la facturación electrónica tendrá repercusiones en términos comerciales pues, en la medida que las facturas sean inviolables y se conozca exactamente quien es el emisor, sin temor a duplicación o fraude, el factoringse convertirá en la principal opción de crédito.

Finalmente, el docente experto en el tema nos comenta que uno de los efectos más positivos de esta medida consiste en que a partir de su implementación, toda la operación comercial de Colombia va a pasar por las manos de la DIAN. Lo anterior permitirá desarrollar operaciones y procesos mucho más complejos y sofisticados, desde compartir la información con otras entidades públicas como, hacer proyecciones del PIB en tiempo real.