facebook twitter linkedin google-plus

El deporte, una herramienta que contribuye al posconflicto

Los docentes invitados Simona Safarikova y Léo Dazon guiaron el conversatorio, en el que se expuso cómo el deporte, más allá de las medallas, es un instrumento para el avance de políticas públicas, del desarrollo y de la paz.

El Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE), de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, realizó el conversatorio: “El papel del deporte en el posconflicto: instituciones y enfoques para el desarrollo y la construcción de paz en Colombia”, en el que se discutió sobre el concepto “sport for development and peace” (deporte para el desarrollo y la paz).

En el evento participaron Simona Safarikova, docente de la Universidad Palacký, República Checa, y Léo Dazon, docente del Externado, quienes hablaron de la importancia del deporte de las actividades físicas.

Según explicó la docente Safarikova, son numerosas las organizaciones que utilizan el deporte como una herramienta para conseguir objetivos no deportivos en campos como la paz y la resolución de conflictos; la educación; la igualdad de género; la reacción a desastres naturales; la promoción de la salud; la integración social; el aprendizaje de los valores y los beneficios económicos, entre otros. Agregó que la idea no es nueva pues proviene de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, y otros momentos de la historia.

En el caso de Colombia, mencionó algunos hitos históricos, como la muerte del futbolista Andrés Escobar, asesinado en Medellín diez días después de haber marcado un autogol durante el Mundial de Futbol del 1994, acontecimiento doloroso que dio paso a la creación del programa Fútbol por la Paz, con el que se busca negociar diferencias y problemas por medio de este deporte.

Asimismo, se refirió a diferentes organizaciones a nivel mundial que adelantan proyectos de desarrollo y paz con base en el deporte, como ONG, federaciones deportivas y agencias de desarrollo, entre otras.

Por su parte, el docente Léo Dazon habló del deporte como un instrumento de ‘soft power’, un término entendido como la capacidad de influir de un Estado en la opinión pública. Por ejemplo, se refirió a los mega eventos deportivos que se realizan en el mundo, los cuales aumentan la autoestima, el prestigio y la cohesión social de los países. Este ‘poder suave’ puede utilizarse por el Estado para consolidar su posición hacia afuera y por el gobierno para mejorar su gobernabilidad.

El evento concluyó con la formulación de preguntas por parte de los asistentes, las cuales fueron resueltas por los conferencistas.