Conservación de la biodiversidad: mucho que aprender de las comunidades indígenas

En 2018 las organizaciones The Nature Conservancy y Wildlife Conservation Society advirtieron que más del 77% de los ecosistemas terrestres y el 87% de los océanos del mundo han sido transformados por las actividades humanas.

Bajo este desalentador escenario el Centro de Investigación y Proyectos Especiales CIPE (Opera y Oasis) del Externado y el Instituto Iberoamericano de Berlín realizaron un encuentro académico para resaltar la eficacia de los pueblos indígenas en la conservación de la biodiversidad.

A pesar de la virtud que tienen los distintos pueblos indígenas en la conservación de biodiversidad en sus territorios, en Latinoamérica algunos Estados no logran garantizar la protección eficaz de las áreas protegidas e, incluso, se incumple con la protección de los derechos humanos de dichas comunidades.

La plataforma Ipbes, Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services, resalta que las instituciones de conservación comunitarias y los regímenes de gobernanza local a menudo han sido eficaces en la prevención de la pérdida de hábitats, en ocasiones incluso más eficaces que las zonas protegidas oficialmente establecidas. En diversos estudios se han destacado las aportaciones de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Para Gabriel Muyuy, líder indígena, la riqueza de la biodiversidad está en los territorios indígenas y no en las grandes ciudades o cascos urbanos. El líder hizo un llamado sobre “la importancia de la articulación del proceso de la biodiversidad y del proceso de cambio climático”, y señaló que “nada lograríamos si por un lado hacemos el esfuerzo de conservar la biodiversidad si las políticas de la industria no se neutralizan (efecto invernadero, emisión de carbono, entre otros).”

Las comunidades indígenas, por lo general, respetan todas las formas de vida y su concepción de desarrollo es distinto al de las sociedades industriales. Y esto es algo que las personas deben entender en pro de preservar la biodiversidad y, además, de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los datos relativos a la conservación de biodiversidad son cada vez más alarmantes. Por ejemplo, en 2020, WWF advirtió que las poblaciones de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles de la Tierra se han reducido en un 68% desde 1970. En este sentido, Martha Isabel Gómez Lee, docente investigadora del Externado, instó a los participantes del evento a fortalecer los espacios de conversación en los que los saberes de los pueblos indígenas deben ser los protagonistas. “Para ello, agregó el líder Muyuy, hace falta voluntad política”.