facebook twitter linkedin google-plus

Claves para lograr la inserción real de Colombia en la OCDE, desde la cooperación internacional

En un conversatorio realizado en la Agencia Presidencial de Cooperación, Alejandro Ruíz Acevedo, docente de la Especialización en Cooperación Internacional y Gestión de Proyectos para el Desarrollo, analizó los desafíos y las oportunidades a los que se enfrenta Colombia, de cara a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su ingreso a la OCDE.

La tarea, aunque pareciera bastante sencilla, puede resultar compleja. Dados los compromisos adquiridos, Colombia debe articular efectivamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible con cada una de sus iniciativas y proyectos de cooperación. Lo anterior supone que los ODS deberán materializarse más allá del papel y las promesas, ¿cómo lograrlo?

Para Alejandro Ruíz Acevedo, experto en Sostenibilidad y Cooperación Internacional y docente de la Especialización en Cooperación Internacional y Gestión de Proyectos para el Desarrollo, una de las claves para lograr este proceso podría estar en la apropiación del conocimiento por parte de las comunidades impactadas y la articulación que la Agencia Presidencial de Cooperación puede lograr con distintas organizaciones, especialmente con las universidades y la academia.

Frente al primer aspecto, Ruiz Acevedo señala que es necesario revisar la forma en la que se están planteando e implementando los proyectos de cooperación internacional y desarrollo en las comunidades. Por ejemplo, un aspecto que parece fundamental, pero que con frecuencia es pasado por alto, es el preguntarse si el proyecto realmente responde a las necesidades que tiene la comunidad, si tras su implementación se impactarán efectivamente las raíces del problema que se quiere atender o si, más bien, se trata de una iniciativa que a los tomadores de decisiones y a los cooperantes les puede resultar atractiva y novedosa, pero que realmente desconoce las características, los contextos y las problemáticas particulares de esa comunidad.

Lo anterior es un trabajo que requiere esfuerzo, tiempo y dedicación. No basta con sentarse solamente un día con la población, es necesario conocer los contextos y lo que ha funcionado en otros territorios y lo que no, para así formular un proyecto beneficioso, tanto para la comunidad, como para quienes financian los proyectos, recalcó el experto. Para esto, es importante contar tanto con una metodología en formulación de proyectos sostenibles como con conocimientos prácticos y teóricos del tema.

Sobre la sinergia que deberá alcanzar el Gobierno colombiano, representado en la American Power Conversion Corporation (APC), Ruíz Acevedo resalta que las universidades, además de contar con los recursos para hacerlo, se encuentran ávidas de trabajar estos temas. En efecto, tanto estudiantes de pregrado y posgrado, como docentes e investigadores, cuentan con los conocimientos y las herramientas metodológicas para el diseño de estrategias de implementación, medición, seguimiento o análisis para proyectos e iniciativas de cooperación.

Adicionalmente, desde la academia es posible hacer una revisión de buenas prácticas y una sistematización de estas, para apoyar la creación o para complementar una herramienta que permita a los tomadores de decisiones mitigar los distintos riesgos a los que se enfrentan los proyectos de cooperación. De igual manera, una alianza estratégica con universidades permitiría contar con un equipo de investigadores externo que enfoque (e incluso re-enfoque) la materialización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los proyectos e iniciativas.

En este orden de ideas, el experto hace un llamado a formular alianzas estratégicas que nos permitan optimizar recursos y, sobre todo, aprovechar el conocimiento que se construye diariamente desde la academia y que puede ser aplicado hoy a la formulación e implementación de proyectos de cooperación internacional.