Cátedra China: un espacio para repensar la relación bilateral entre Colombia y el gigante asiático

Este 12 de mayo la Universidad Externado de Colombia fue escenario de la Cátedra China, un evento organizado por la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales; la Dirección de Internacionalización y Relaciones Externas; la Cancillería colombiana; y la Embajada de China en Colombia; en el que se analizó, desde una perspectiva académica, la relación bilateral entre Colombia y China y la influencia global y regional que tiene el país asiático.

El rector del Externado, Hernando Parra Nieto, resaltó la relevancia de la Cátedra China para la academia, teniendo en cuenta la importancia que tienen las relaciones bilaterales existentes entre ambas naciones. De igual manera recordó que, desde 1992, la Universidad mantiene un proyecto de estudios sobre Asia y China, lo que ha permitido realizar un nutrido número de viajes académicos a China en los que más de 400 estudiantes y sus familiares han tenido la oportunidad de enriquecer sus proyectos profesionales gracias a los conocimientos y experiencias culturales en este país.

En el evento participó de manera virtual la ministra de Relaciones Exteriores, Martha Lucía Ramírez, quien destacó que China ha enfocado sus esfuerzos en la solución de problemas futuros que pueden amenazar la existencia de la humanidad, “por esa razón se ha convertido en un líder internacional en temas de Big Data, inteligencia artificial, entre otros”.

“En relación con el cambio climático, China es el mayor inversor hoy por hoy en energías limpias. Vemos entonces que es uno de los mayores productores a nivel mundial de paneles solares, turbinas de viento, baterías y recursos eléctricos; los logros que han alcanzado son, sin duda, una razón perfecta para enriquecer nuestra forma de pensar y de aprender de esa experiencia del gigante asiático”, afirmó la Canciller.

El embajador de China en Colombia, Lan Hu, aseguró que su país se esfuerza por insistir en diálogos para resolver las discrepancias por la vía pacífica y diplomática: “China está decidida a ser un conductor de la paz mundial, un contribuyente al desarrollo global y un defensor del orden internacional, en aras a inyectar mayor certeza a un mundo cambiante”.

Asimismo, comentó que la política de China hacia Latinoamérica ha sido estable y coherente, en parte porque ambas regiones comparten muchos “lenguajes en común en la búsqueda de la paz, el desarrollo y la cooperación”.

Para la profesora e internacionalista, Lina Luna, América Latina tiene la oportunidad de que China se convierta en un socio muy importante para múltiples proyectos, especialmente de infraestructura y agricultura.

“América Latina tiene la oportunidad de replantear su modelo de desarrollo y de replantear cómo puede aportar y unirse a las diferentes cadenas de valor, desde una perspectiva de sostenibilidad, y de desarrollo de materiales nuevos que aporten a la innovación tecnológica”: Lina Luna.

Luna concluyó que, si Colombia toma las decisiones correctas y empieza a profundizar en su relación con China, “en muy pocos años habrá una asociación estratégica de un nivel más alto que el que se tiene en este momento”.

Reviva la Cátedra China aquí