Cambio climático: realidades frente al Acuerdo de París

Por estos días se cumplen cuatro años del compromiso de Colombia respecto del Acuerdo de París; a pesar de que nuestro país fue el primero de Suramérica en hacer parte del mismo, aún quedan múltiples aspectos que abordar en materia de medio ambiente y cambio climático.

El Acuerdo de París consistió en comprometer a los 195 países miembros de la Organización de Naciones Unidas frente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero por medio de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas.

Organizaciones colombianas han incluido, dentro de sus planes de trabajo, objetivos comunes como: promover la conservación y restauración de ecosistemas terrestres y marino-costeros; incorporar los escenarios de impacto del cambio climático en la gestión de los ecosistemas e incorporar en la planificación territorial y sectorial, el manejo y conservación de los ecosistemas, entre otros. Sin embargo, el panorama en materia ambiental no es alentador, y los esfuerzos parecen no ser suficientes.

El 52 por ciento emisiones de gases de efecto invernadero en Colombia son generadas por 4 actividades principales:

  • 25 por ciento, por deforestación
  • 11 por ciento, por uso de combustibles
  • 9 por ciento, por fermentación entérica
  • 7 por ciento, por emisiones del bosque natural permanente

El Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) creado por la ONU, concluyó que el calentamiento del planeta se debe, con un 90 por ciento de certeza, a la actividad humana, en especial por la deforestación y el uso masivo de energía basada en combustibles fósiles.

En este sentido, la Maestría en Gerencia para el Desarrollo de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales realizaron el Foro: Colombia frente al Acuerdo de París: Cambio Climático y licenciamiento ambiental, con el propósito de discutir y reflexionar sobre estos temas.

Dentro de las conclusiones del evento, se estableció que los países firmantes del Acuerdo deben sumar esfuerzos concretos en favor del medio ambiente.